Páginas vistas en total

miércoles, 23 de febrero de 2011

El Mastín Napolitano. Historia y características

Estándar
FCI Nº: 197 (06-12-1994). Fecha de publicación del estándar original válido: 27-09-1989
Clasificación FCI. Fédération Cynologique Internationale (Federación Cinológica Internacional) Organismo que se encarga de regir y fomentar la cinología. Grupo II: Perros tipo Pinscher y Schnauzer. Molosoides y Perros tipo Montaña y Boyeros Suizos. Grupo II - Perro tipo Mastín. Sección 2.1: Molosoides tipo Dogo. Sin prueba de trabajo.
Función zootécnica: Perro guardián.
Utilización: Perro de guardia y defensa.
País de origen: Italia

Origen
Para los cinéfilos es una de las especies caninas más antiguas del mundo.La raza apareció oficialmente en la cinofilia data de 1946 estandarizándose en 1949. Se cuentan dos historias sobre los antepasados de la raza que conocemos hoy:

Por un lado se dice que probablemente los Mastines Asiáticos fueron llevados alrededor del año 300 AC por Alejandro Magno desde la India hacia Grecia y, a su vez, fueron los griegos los que se los hicieron conocer a los romanos, que se entusiasmaron y los usaron en los combates de circo. Se explicaría su nombre, de éste modo, dado que la palabra Mastín proviene del latín "massivus" que significa macizo y napolitano (en lengua local nnapulitano y en italiano napoletano) es la lengua romance hablada en Campania y varias regiones vecinas del sur de Italia. Por otro lado y según la canofilia o cinofilia inglesa el mastín fue llevado por los Fenicios en el año 500 a. C. a Britannia expandiéndose por toda Europa. En inglés se le conoce por “Neapolitan Mastiff”.

El Mastín Napolitano actual desciende del antiguo Moloso romano y, aunque en el resto de las regiones de Europa se fue extinguiendo, en Campania la cría continuó viviendo en ésa región desde hace al menos dos mil años.

Las principales líneas de sangre (en inglés “bloodline”, aunque también se utiliza el término “strain”) son: Del Vittoriale, Di Ponzo, Del Castellaccio, Dell'Illimani, Di Fossombrone, Del Gheno y Dello Stradone, entre otras.


Descripción
Según las normas del American Kennel Club (AKC) los mastines napolitanos machos deben medir entre 65 a 75 para competir o entre 65 a 85 cm en la cruz (tolerenciamás o menos 2 cm), pesar cerca de los 60 a los 70 kg, aunque pueden llegar a pesar hasta 90 kg los machos más grandes (no para competir). Las hembras deben medir entre los 60 a 68 cm para la competencia o 61 a los 80 cm y pesar aproximadamente entre los 50 a 70 kg. La longitud del tronco sobrepasa en un 10% la altura de la cruz. La longitud de la cabeza es igual a 3/10 de la altura a la cruz y, la proporción entre el cráneo y el hocico es de 2 a 1.

Existe una remota probabilidad de salir atigrado de 1 sobre 1.000.000 y, a veces, con manchas blancas en el pecho y/o en los dedos. La gama de colores más conocida suele ser entre gris plomo, gris azulado, negro o rubio, leonado o leonado estriado.

Para competir se prefieren los colores gris, gris plomizo y negro, aunque también pardo, rojizo y rojizo subido, aunque algunas veces los ejemplares presentan pequeñas manchas blancas en el ante pecho y en la punta de los dedos. Todos los colores pueden ser atigrados. Se aceptan los tonos avellana, gris suave e Isabela (color pálido-gris-amarillo o pergamino).

Su pelaje es corto, áspero, duro y bien unido en todo el cuerpo. De longitud pareja; es liso, uniforme, fino y mide un máximo de 1,5cm. Para competir no debe presentar nunca flequillo.

La piel es gruesa, abundante y floja sobre todo el cuerpo, particularmente sobre la cabeza donde presenta numerosos pliegues y arrugas, y en el borde inferior del cuello, donde forma una doble papada.

El movimiento constituye una de las características típicas de la raza. Durante el paso, el movimiento de tipo felino es lento y parecido al de un oso. El trote se caracteriza por un fuerte impulso de las extremidades posteriores y un buen alcance de las extremidades anteriores. Este perro galopa muy pocas veces, sus movimientos habituales son el paso y el trote. En ocasiones llega a poseer un caminar con ambladura o paso relajado en el cual los miembros de cada lado se mueven casi siempre, pero no exactamente como un par. Muchas veces se ve en el momento de transición entre dos pasos diferentes.

De carácter decidido y leal, no es agresivo ni muerde sin razón. Como protector de la propiedad y de sus habitantes, está siempre vigilante. Es inteligente, noble y majestuoso.
 

Carácter
Debido a su estructura maciza, sus movimientos parecen pesados y torpes, pero también, si se es entrenado y ejercitado correctamente, puede ser vistoso y elegante. A pesar de su aspecto arisco e incluso feroz, el Mastín napolitano es un perro pacífico, inteligente, equilibrado, dulce, fiel, es muy afectuoso con el amo, amigo de los niños y con los amigos de casa, y muy silencioso

Perro de gran carácter pero sumamente equilibrado, acepta a los extraños siempre que su familia este segura, pero no deja de ser desconfiado con quienes no conoce y siempre estará atento, si la casa esta sola difícilmente pueda ingresar alguien que no sea Es un animal muy valiente, que sabe resistir con fiereza el dolor físico.

Alimentación
Requiere de una dieta balanceada y acorde a su estructura física, hembras 800gs/día y machos 1kg/día (en promedio) de un buen balanceado previa consulta con el veterinario para los requerimientos de acuerdo a la edad. El Mastín napolitano puede ser nutrido especialmente con carne (1 kg. al día) y arroz o pan. No debe ser engordado con sopas y/o verduras pues llegaría a ponerse flácido y perdería en vivacidad.
 

Utilidad
Ha sido perro de guerra, de combate en el circo romano, auxiliar de policía, perro de arrastre de trineos, perro de compañía y de defensa personal. Actualmente se le adiestra como guardián de casas y granjas y se le aprecia cada vez más como perro de compañía.

Cuidados
Hay que considerar que la cría del Mastín napolitano es cara, no sólo por su tamaño sino por ser difícil de conseguir. Requiere constante ejercicio debido a su propia consistencia y, desde que están en el vientre de su madre, son de muy buen tamaño y gran fuerza.

El ejercicio también resulta muy necesario para que no se le fracturen o doblen sus caderas durante la gestación pero, todo depende la alimentación durante y después del parto para obtener buenos ejemplares en el futuro.

Su temperamento, en principio pacífico, puede volverse agresivo si su propietario no es capaz de dominarlo con sensatez y responsabilidad. Perro “rústico” no necesita de grandes cuidados, resiste perfectamente los climas fríos debiéndoselo cuidar más de los excesivos calores.



Fuentes consultadas
www.revistacanina.com
www.tuperro.com.mx
www.perrosderaza.net